¿Qué es “Dolor y Sufrimiento” Después de un Accidente de Auto en Florida?

Existen diferentes tipos de compensación que pueden estar disponibles para la víctima de un accidente automovilístico en la Florida. De acuerdo con la ley de lesiones personales, la compensación financiera también se describe como “daños”. Por ejemplo, es posible que haya escuchado alguna vez sobre que un jurado haya “otorgado daños” a un demandante que ganó su caso en un tribunal. Los diferentes tipos de daños están destinados a compensar, en la mayor medida posible, a los diferentes tipos de pérdidas que la víctima ha sufrido. Un ejemplo son los daños por “dolor y sufrimiento”, un término legal importante que surge repetidamente en casos de lesiones personales. En este artículo, el abogado de accidentes automovilísticos de Miami, Prosper Shaked, analiza cómo se calculan los daños por dolor y sufrimiento, y cómo estos son diferentes de otros tipos de compensación que pueden estar disponibles para la víctima de un accidente. Si usted o un miembro de su familia se lesionó recientemente en un accidente vehicular en la región de Miami, Prosper Shaked puede ayudarlo a luchar por la compensación de su dolor y sufrimiento y otras pérdidas.

Tipos de Indemnización por un Accidente Automovilístico en FL

Hay muchas categorías y subcategorías diferentes de daños, en un caso de accidente automovilístico en la Florida. La terminología legal puede crear confusión para las víctimas de accidentes. Este artículo ayudará a aclarar parte de la confusión, al explicar cada una de estas categorías en detalle. Por supuesto, no es necesario que se preocupe por memorizar estos términos; su abogado especializado en lesiones estará allí para guiarlo, asesorarlo y responder sus preguntas continuamente a medida que avance su caso. Este artículo simplemente pretende darle una visión de sobre cómo se descomponen los daños en un caso de lesiones personales que involucra un accidente automovilístico en Florida.

Hay dos tipos básicos de daños en un caso de accidente automovilístico:

  1. Daños compensatorios
  2. Daños punitivos

Como probablemente haya adivinado por el nombre, los daños compensatorios están diseñados para compensar a la víctima del accidente. Si bien es imposible retroceder el tiempo en un choque que ya ha ocurrido, los daños compensatorios se esfuerzan por hacer que la víctima del accidente vuelva a ser la “misma” en el mayor grado posible. Los daños compensatorios pueden desglosarse en varias subcategorías, que se explicarán más adelante.

Los daños punitivos no tienen el mismo propósito que los daños compensatorios. Si bien los daños compensatorios buscan restaurar y reembolsar a la víctima por las pérdidas que ha sufrido, los daños punitivos en realidad están destinados a castigar al acusado. Por esta razón, los daños punitivos se otorgan específicamente en situaciones en las que se encuentra que el acusado ha actuado con negligencia “grave” (extrema). En resumen, los daños punitivos están destinados a enviar una señal: Conducir de manera insegura dará lugar a graves consecuencias financieras. Es más común que las víctimas de lesiones reciban daños compensatorios que daños punitivos, aunque ambos pueden estar disponibles.

Daños por Dolor y Sufrimiento en un Caso de Accidente Automovilístico

Como se mencionó hace unos momentos, los daños compensatorios se pueden dividir en diferentes subcategorías, que es donde se incluye el ya mencionado “dolor y el sufrimiento”. Estas subcategorías son:

  • Daños monetarios o compensación por sus pérdidas financieras. Los daños monetarios también se denominan “daños económicos” o “daños especiales”. Los daños especiales compensan los gastos tangibles de su bolsillo y las pérdidas económicas, que incluyen:
  • Daños a su propiedad o vehículo, que pudieran necesitar reparaciones costosas.
  • Pérdida de ingresos o salarios, incluyendo la reducción anticipada de su capacidad de ingresos en el futuro
  • Facturas médicas como cirugía y hospitalización, incluyendo sus costos médicos anticipados.
  • Daños no monetarios, o compensación por pérdidas que no son de naturaleza financiera. Los daños no monetarios también se denominan “daños no económicos” o “daños generales”. Los daños por dolor y sufrimiento pertenecen a esta categoría, porque el dolor y el sufrimiento son una experiencia física, no una pérdida financiera. Otros ejemplos de daños no económicos incluyen compensación por:
  • Angustia emocional
  • Pérdida de “consorcio”, que en general se refiere al afecto y cuidado que un esposo o esposa le brinda a su cónyuge y al hogar.
  • Pérdida del disfrute de la vida.

Simplemente no hay una forma objetiva de calcular el “valor” de la angustia emocional o la agonía física de una persona de la misma manera en que se le reembolsaría por un monto total de facturas médicas o por la cantidad de días de trabajo perdidos. Sin embargo, existen métodos para ayudar a los evaluadores de daños o ajustadores de seguros o jurados potenciales (las personas que deciden cuánto otorgarle por su dolor y sufrimiento) cuantificar cuánto vale su dolor y sufrimiento. Para llegar a la cantidad más justa y razonable, se considerarán factores como la gravedad de las lesiones y su impacto en la vida diaria de la víctima. Su abogado debe presentar evidencia de los cambios más básicos en su vida cotidiana. Algunos ejemplos pueden incluir:

  • Los sentimientos negativos y la pérdida de autoestima debido a la dificultad o incapacidad para realizar tareas diarias básicas como levantarse de la cama por la mañana, cocinar sus propias comidas, llevar a sus hijos a la escuela y jugar con su perro.
  • Su pérdida de alegría en la vida. A pesar de haber logrado un progreso significativo con los médicos, amigos y familiares, es posible que nunca sea la misma persona que era antes del accidente. En otras palabras, sus ansias de vida ya no son las mismas que eran antes.
  • Su incapacidad para cumplir los roles y puestos que alguna vez ocupó. A menudo, las víctimas de lesiones se ven obligadas a tomar posiciones de simple espectador en sus hogares y en sus vidas laborales, sin poder realizar las mismas actividades de antes. Este tipo de situaciones a menudo son difíciles de comprender por las personas que le rodean.

Para calcular su dolor y sufrimiento de manera verdadera y precisa, el evaluador de daños de seguros o el jurado deben sentir el impacto negativo que el accidente ha tenido en su vida diaria. Su abogado debe presentar evidencia de los cambios en su vida, de manera que ponga al observador en sus propios zapatos. Los mejores métodos para presentar este tipo de evidencia dependen de la etapa de su reclamo, pero generalmente incluyen:

  • Un vídeo puede ser una herramienta muy poderosa que puede representar las luchas de su vida diaria. Un vídeo que muestra su día a día desde el momento en que se despierta hasta el momento en que se va a dormir, les brinda a las personas que calculan su dolor y sufrimiento la oportunidad de ver y escuchar todo por sí mismas.
  • Testimonios o declaraciones de personas que lo conocieron antes del accidente que describan cómo ha cambiado desde que sucedió. Estas personas pueden incluir, desde su familia cercana y amigos, hasta el vecino cinco casas más abajo que lo ve un par de veces a la semana. Por ejemplo, este tipo de testigos puede incluir a su ex compañero de tenis, quien hablará de que extraña jugar con usted todos los jueves por la mañana desde que usted ya no puede ir a jugar. Su abogado deberá presentar diferentes historias de múltiples testigos para ilustrar verdaderamente su dolor y sufrimiento.

Su abogado presentará la evidencia de tal manera que maximice la cantidad de compensación que pueda recibir.

Abogado de Accidentes Automovilísticos en Miami que Maneja Acuerdos y Juicios por Lesiones

Es posible que tenga derecho a una indemnización por dolor y sufrimiento, salarios perdidos, gastos de atención médica y otras pérdidas que haya sufrido debido a sus lesiones por accidentes automovilísticos. Sin embargo, la compañía de seguros contra la que está luchando probablemente tratará de negar la responsabilidad, extender ofertas de acuerdos injustos o utilizar otras tácticas para reducir la compensación que recibe. Un abogado de lesiones personales de Miami como Prosper Shaked puede combatir estas tácticas para demostrar responsabilidad y aumentar el valor de su reclamo. Para una consulta gratuita sobre cómo solicitar una indemnización por una lesión por accidente automovilístico en Miami, comuníquese con las Oficinas Legales de Prosper Shaked por internet, o llamando hoy al (305) 850-6052.